¿Qué ocurre si un trabajador no firma el finiquito?

En cuestión de la firma del finiquito, no es obligatorio que el trabajador lo firme, ya que puede ser que no esté conforme con las cantidades que el empresario expone que se adeudan. La firma del finiquito supone un medio de prueba para el empresario, a pesar de no ser obligatoria para ninguna de las partes. Si el trabajador no está de acuerdo, no tiene obligación alguna de firmar el finiquito.

En el supuesto de firmarse el finiquito, éste tendrá una gran importancia como documento probatorio, ya que permitirá al empresario demostrar la liquidación de todas y cada una de las obligaciones que tenía con el trabajador a la extinción de la relación laboral.

Si el finiquito no se firma será el trabajador el que deba reclamar a la empresa la cantidad que estime adeudada, presentando una papeleta de conciliación ante el SMAC. Si en el acto de conciliación hay acuerdo, se le entregará, en caso contrario, deberá acudirse ante el Juzgado de lo Social.

Por otra parte, el empresario debe enviar al trabajador un burofax comunicando al trabajador que su finiquito está a su disposición para cuando quiera recogerlo, junto con los documentos que se deben entregar cuando se finaliza un contrato sea la causa que sea como son:

  • Ultima nómina.
  • Certificado de empresa.
  • Recibo del finiquito.

Si aun así el trabajador se negase a firmar la documentación, otra opción es ingresar el dinero que debe de percibir en la cuenta del banco, ya que, aunque no firme la documentación, si el trabajador no devuelve el dinero que le ha ingresado se puede entender que está de acuerdo con el finiquito. Otra forma es consignar la cantidad en el juzgado exponiendo por parte del empresario su buena intención de querer abonarle la cantidad adeudada.

Leave a Reply