Diferencia entre PYME Y Empresa de Reducida Dimensión.

Muchas veces se puede confundir a una empresa de reducida dimensión (ERD) con una pequeña o mediana empresa (PYME), por ello en este artículo le vamos a explicar fácilmente las diferencias entre cada una de ellas.

En el Impuesto de Sociedades y según el artículo artículo 101 de la Ley 27/2014 que lo regula, se entenderán como Empresas de Reducida Dimensión las que en el período impositivo inmediato anterior hayan obtenido una cifra de negocios inferior a 10 millones de euros. Por lo tanto, aquellas que la superen se considerarán grandes empresas. Este hecho determina la posibilidad de beneficiarse o no de los incentivos fiscales reservados para entidades de reducida dimensión tales como la libertad de amortización de elementos nuevos del inmovilizado y amortización acelerada, tipos reducidos de gravamen, reserva de nivelación, entre otros.

Las PYMES son aquellas que cualquiera que sea su forma jurídica, individual o societaria, que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

  • Que el total de las partidas del activo no supere los 2.850.000
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los 5.700.000
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior 50.

Por otra parte, y en el plano contable, nos encontramos con un Plan General Contable diseñado específicamente para PYMES, que se diferencia del Plan Normal en la simplificación de criterios de valoración y obligaciones contables en la formulación y presentación de Cuentas Anuales.

En nuestro bufete le ofrecemos el servicio de Asesoría Fiscal de Empresas, abarcando desde la contabilidad hasta los tributos como el IVA o el Impuesto de Sociedades. Para cualquier consulta no dude en consultar nuestra web.

Leave a Reply