El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IMVTNU), más  conocido comúnmente como el impuesto de plusvalía, se aplica cuando  se dona o vende un inmueble y es competencia de los ayuntamiento su recaudación.

Dicho tributo a producido controversia a  raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria, ya que los contribuyentes pagaban este tributo aunque hayan obtenido pérdidas en la venta de su vivienda. Por ello el Tribunal Constitucional (TC), dictó sentencia el pasado 11 de Mayo a nivel nacional, determinando de que los contribuyentes no tendrán que pagar este impuesto cuando hayan registrado pérdidas en la venta de un inmueble.

El TC en su sentencia  considera que el impuesto de plusvalías vulnera el principio constitucional de capacidad económica, en la medida en que no se vincula necesariamente a la existencia de un incremento real en el valor del bien, sino a la mera titularidad del terreno durante un periodo de tiempo, lo que no vincula el pago del impuesto aunque no se haya producido un incremento del bien o se haya producido una disminución del valor del mismo.

Por lo anterior el Tribunal Constitucional determina que si un contribuyente paga el impuesto cuando no se ha producido un incremento real o potencial, estaría  sometido  a un  impuesto que  grava  una riqueza inexistente y contraria al principio de capacidad económica, cuya finalidad es obtener resultado confiscatorio, prohibido constitucionalmente.

A raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional, este determinan que es  el legislador al que le corresponde llevar a cabo las modificaciones o adaptaciones pertinentes en el régimen legal de impuesto que permitan arbitrar el modo de no someter a tributación las situaciones de inexistencia de incremento de valor de naturaleza urbana.

Si usted ha pagado el impuesto de plusvalía y reclama su devolución, tiene que cumplir tres requisitos:

  • Que por la transmisión que dio lugar al impuesto no se obtuvo ninguna ganancia, o se produjeron pérdidas.
  • Que no haya transcurrido el plazo de 4 años desde que se hizo el pago del impuesto.
  • Que la liquidación practicada por el impuesto no sea definitiva.

En nuestro despacho,  te asesoramos a tramitar este tipo de impuestos  para que  no tengas ningún problema durante el proceso de tramitación.

Leave a Reply